Ginequalitas.com utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web.

Para saber más sobre el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política sobre el uso de cookies. Saber más

Acepto

Servicios

  • reproduccion asistida
  • Preservación de la fertilidad
  • Qué es un estudio de esterilidad
  • Ecografía 4D
  • Cita previa on line
  • Anticoncepción permanente

Viajes y embarazo

¿Son seguros los viajes para las embarazadas?  ¿Algún momento es mejor que otro para viajar durante el embarazo?  ¿Las embarazadas pueden viajar a cualquier lugar del mundo? ¿Qué medios de transporte son más seguros para las embarazadas?

Escucha el programa de radio ‘Solo para ellas’ de Onda Cero Alcázar de San Juan donde hablamos de Viajes y embarazo: 

 

¿Son seguros los viajes para las embarazadas?

En general los viajes son seguros, pero dependerá del lugar al que viaje, del medio de transporte y del momento de la gestación en que se encuentre. En principio no es necesario cancelar ningún viaje por estar embarazada salvo que, una vez consultado, su médico lo desaconseje.

 

¿Algún momento es mejor que otro para viajar durante el embarazo?

El momento ideal para viajar es a mitad del embarazo (14-28 semanas), en este momento la mayor parte de las mujeres ya han superado la etapa de las náuseas matutinas del embarazo.
En un embarazo avanzado, a menudo son más difíciles los movimientos o estar sentada durante mucho tiempo, además aumenta el riesgo de trabajo de parto (que empieza antes de las 37 semanas).

 

¿Las embarazadas pueden viajar a cualquier lugar del mundo?

En nuestra opinión hay que establecer algunas recomendaciones:

  • Viajar sólo a aquellos lugares en los que sepan que pueden ser asistidas por un médico especialista o que el traslado a un lugar adecuado sea corto. Evidentemente, esta recomendación abarca muchos países y regiones.
  • Si no es por necesidad, posponga viajes que no se engloben en la recomendación anterior, fundamentalmente a los países del tercer mundo.
  • Si va a viajar a países del tercer mundo consulte con su ginecólogo las medidas que debe tomar para evitar determinadas enfermedades frecuentes en esos destinos: vacunas, medicamentos, profilácticos, etc.
  • La distancia al lugar de destino es importante. Los viajes serán más cómodos y convenientes que los largos, si el viaje es largo deberemos asegurar paradas en el transcurso del mismo, tanto tener tiempo de descanso como de actividad.
  • Es recomendable viajar con un seguro médico y de devolución de gastos, por lo que si las cosas cambian siempre podremos volver a casa.
  • Recomendamos comer y beber adecuadamente, además de utilizar ropa cómoda.
  • No es aconsejable abarcar demasiado. Cuando se tiene programado un viaje a un lugar lejano es tentador intentar verlo todo, pero seguramente esto no es lo más conveniente. Las jornadas deberán estar adaptadas a su estado.

 

¿Qué medios de transporte son más seguros para las embarazadas?

En general el transporte por carretera es una buena manera de viajar, particularmente si viaja en automóvil, ya que los asientos son más cómodos y regulables que en el transporte público y además podrá realizar las paradas que necesite.
Aún así, queremos hacer algunas puntualizaciones para los viajes en automóviles:

  • Es fundamental que las embarazadas sepan que pueden y deben usar el cinturón de seguridad. La banda horizontal debe colocarse por debajo del abdomen y la vertical debe pasar entre ambas mamas, a un lado del abdomen. Se produce mucho más daño si no se usa el cinturón de seguridad.
  • Deberá colocar el asiento tan lejos como pueda del salpicadero, de manera que esté más cómoda y aumente la distancia de seguridad al salpicadero.
  • No deben desactivar los airbag.

Como mensaje de tranquilidad decir que, en caso de accidente, el traumatismo debe ser muy grave para que se vea afectado el feto, ya que éste va protegido por el útero, el líquido amniótico y el propio abdomen materno.
Si el viaje es en tren o en autobús deberá tener en cuenta que estos transportes tienen los asientos, pasillo y baños un poco estrechos. Además, los movimientos dentro de ellos pueden ser dificultosos por los cambios en el centro de gravedad de la embarazada y teniendo en cuenta su edad gestacional.

Viajar en avión durante el embarazo casi siempre es seguro. Los manuales médicos de la IATA (Asociación de Transporte Aéreo Internacional) permiten viajar sin autorización específica hasta la 28ª semana. A partir de ese momento se recomienda consultar la conveniencia de viajar con el médico especialista.

IATA recomienda que las mujeres embarazadas no vuelen a partir de la 36ª semana de gestación (32ª semana si es un embarazo gemelar sin complicaciones). No obstante, si la embarazada necesita viajar en ese periodo, deberá obligatoriamente consultar a su médico, quien decidirá sobre la conveniencia o no de volar.

Recomendaciones para viajar en avión:

  • No se preocupe por el detector de metales del aeropuerto, no le hará daño ni a usted ni al bebé.
  • Escoja un asiento que dé al pasillo, esto le hará más fácil levantarse y poder caminar cada hora. Además, no tendrá que molestar a otros pasajeros para llegar al baño.
  • Intente conseguir un asiento cerca de la parte delantera del avión, a menudo el viaje es más tranquilo en esa zona.
  • El asiento trasero que divide primera clase de los demás asientos tiene mayor espacio para estirar sus piernas.

Por último, si va a viajar en barco, la única precaución es consultar antes de viajar qué medicación debe tomar para los mareos. Si no se ha viajado antes en barco, quizás no sea un buen momento para iniciarse en la navegación.