Ginequalitas.com utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web.

Para saber más sobre el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política sobre el uso de cookies. Saber más

Acepto

Servicios

  • reproduccion asistida
  • Preservación de la fertilidad
  • Qué es un estudio de esterilidad
  • Ecografía 4D
  • Cita previa on line
  • Anticoncepción permanente

Estreptococo beta-agalactiae

¿Qué es el estreptococo beta-agalactiae?  ¿Por qué es importante detectar el estreptococo beta-agalactiae en el embarazo?  ¿Cómo y cuándo se realiza la detección del estreptococo beta-agalactiae?  ¿Qué sucede cuando se detecta el estreptococo beta-agalactiae?  Tratamiento del estreptococo beta-agalactiae durante el embarazo  Tratamiento del estreptococo beta-agalactiae en partos con cesárea  ¿Qué pasa si no sabemos si la madre es portadora del estreptococo-beta agalactiae?

 

Escucha el programa de radio ‘Solo para ellas’ de Onda Cero Alcázar de San Juan donde hablamos sobre el estreptococo beta-agalactiae:

 

¿Qué es el estreptococo beta-agalactiae?

El estreptococo beta-agalactiae es una bacteria, un pequeño germen que puede detectarse en las heces, vagina o vías urinarias del 10 al 30% de las embarazadas. Aunque en alguna ocasión son los responsables de alguna infección de orina, la mayoría de las veces no tienen ninguna repercusión para la embarazada. Cuando lo detectamos en una embarazada consideramos que ésta está colonizada, es decir, que es portadora de la bacteria.


¿Por qué es importante detectar el estreptococo beta-agalactiae en el embarazo?

La madre puede transmitirle la bacteria a su hijo a través del canal del parto.

  • En bebés prematuros, con mucha frecuencia se producen infecciones severas que ponen en peligro la vida del recién nacido.
  • En niños nacidos a término, en su tiempo, sólo una pequeña proporción desarrolla esa infección severa.

 

¿Cómo y cuándo se realiza la detección del estreptococo beta-agalactiae?

La detección se realiza mediante un cultivo de la zona anal y del introito vaginal, de la entrada a la vagina, entre la semana 35 y 37 del embarazo. No es un cultivo vaginal, sino de la zona el periné. También se considerará como portada a la paciente que presente una infección de orina provocada por este germen.


¿Qué sucede cuando se detecta el estreptococo beta-agalactiae?

Lo primero que debe entender la embarazada es que la transmisión se produce únicamente durante el parto. El estreptococo no atraviesa las membranas fetales, por lo que solo se produce la transmisión después de la rotura de la bolsa amniótica.

Por tanto, no es necesario tratar a la madre antes de que se desencadene el parto o antes de que se rompa la bolsa de aguas. El tratamiento siempre será en el hospital y en el contexto de las medicaciones y maniobras relacionadas con el parto o cesárea.


Tratamiento del estreptococo beta-agalactiae durante el embarazo

Durante el parto, a la madre se le suministra un antibiótico por vía intravenosa y, en algunos casos, también al recién nacido. Los antibióticos de elección son las penincilinas, aunque existen otras opciones para las embarazadas alérgicas a estos fármacos. No es un tratamiento difícil porque, afortunadamente, el estreptococo es un germen extraordinariamente sensible a los antibióticos.


Tratamiento del estreptococo beta-agalactiae en partos con cesárea

Aunque el parto se realice a través de una cesárea, la paciente ya habrá sido tratada de forma previa. En el caso de que se haya programado una cesárea de forma anticipada, no sería necesario aplicar el tratamiento, puesto que el germen sólo se encuentra en la región perineal. Cuando abrimos el útero en la cesárea no accedemos, hasta después de sacar el feto, a la vagina; por lo que estaría a salvo de una posible contaminación.


¿Qué pasa si no sabemos si la madre es portadora del estreptococo-beta agalactiae?

Es posible que la madre no se haya realizado la prueba o que, en el momento del parto, no dispongamos de ésta. En estos casos se individualiza, es decir, se trata según los factores de riesgo de la madre:

  • Los bebés prematuros serán tratados siempre, ya que se pueden producir infecciones severas.
  • Si es un bebé al término del embarazo, trataremos a aquellas madres que llevan más de 12 o 18 horas de bolsa rota.

Resumiendo, se trata de una infección potencialmente grave para el feto pero no para la madre. Es fácilmente prevenible mediante la realización de un cultivo biológico en la entrada de la vagina y en el recto de la madre las semanas 35-37. El tratamiento es tremendamente eficaz cuando se realiza durante el parto, no antes, mediante la administración de antibióticos a la madre.