Ginequalitas.com utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web.

Para saber más sobre el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política sobre el uso de cookies. Saber más

Acepto

Servicios

  • reproduccion asistida
  • Preservación de la fertilidad
  • Qué es un estudio de esterilidad
  • Ecografía 4D
  • Cita previa on line
  • Anticoncepción permanente

La Menopausia. Qué es

Menopausia

¿Qué es el climaterio?   Qué hacer si me faltan algunas menstruaciones   ¿cuándo dejar de utilizar un método anticonceptivo?   Qué se nota cuando llega a la menopausia

 

Escucha el programa de radio ‘Solo para ellas’ de Onda Cero Alcázar de San Juan donde hablamos sobre la menopausia:

 

La menopausia es un suceso natural en la vida de la mujer que definimos como el final de los ciclos menstruales y que confirmamos cuando la mujer ha pasado más de 12 meses sin menstruaciones. Llegado este momento, los ovarios dejan de funcionar de forma cíclica y esto provoca que los niveles hormonales de origen ovárico disminuyan notablemente, principalmente los estrógenos y la progesterona. La menopausia llega, habitualmente, entre los 45 y 55 años, y será a partir de ahí cuando la mujer no pueda volver a quedar embarazada.

¿Qué es el climaterio?
Algunas mujeres presentan un periodo previo a la menopausia que denominamos climaterio o perimenopausia (alrededor de la menopausia), en el que pueden aparecer periodos de falta de menstruaciones durante algunos meses seguidos de otros periodos con menstruaciones normales. Los ginecólogos llamamos a este periodo “baches de amenorrea” porque son como un tropiezo seguido de una marcha normal.
El climaterio puede durar varios años antes de aparecer la menopausia. Durante este tiempo los síntomas se alternarán entre la normalidad durante los ciclos menstruales y síntomas de menopausia durante los “baches” sin menstruación (sofocos, sequedad vaginal, insomnio, etc.).
Debemos tener en cuenta que durante el climaterio, aunque la fertilidad está disminuida, la mujer conserva la posibilidad de quedar embarazada y debe utilizar algún método anticonceptivo si no desea la gestación.

Qué hacer si me faltan algunas menstruaciones
Si sospechas que estás en la menopausia o cerca de ella, a causa de las sensaciones o síntomas que tienes, debes consultar con un profesional médico que descartará otras causas que puedan haber provocado la falta de menstruaciones. Éste comprobará tu calendario menstrual, los síntomas que presentas y te explorará para valorar la presencia de otros signos de menopausia, aprovechando para realizar las pruebas pertinentes para el diagnóstico precoz del cáncer. Con toda esta información sabrás si estás perimenopáusica o menopáusica.
Los niveles de análisis hormonales pueden ayudar, especialmente si los síntomas de menopausia aparecen antes de los 45 años, pero no son imprescindibles. Entre otras cosas debido a que, como puedes suponer, son variables: normales en los periodos de menstruaciones y en niveles menopáusicos durante los “baches”.

Después de varios meses sin menstruaciones, ¿cuándo dejar de utilizar un método anticonceptivo?
Si tienes más de 45 años, síntomas compatibles con la menopausia y has pasado más de 12 meses sin menstruaciones, ya estás menopáusica y puedes abandonar los métodos anticonceptivos.
Si llevas puesto un dispositivo intrauterino (DIU), te recomendamos que continúes con él unos 6 meses más. No hay diferencia sobre estas recomendaciones entre los distintos DIUs (hormonales o de cobre). Si llevas un DIU hormonal (DIU Mirena®) y no tenías menstruaciones regulares, quizás sean necesario los análisis hormonales para aconsejarte acerca de cuándo retirarlo.

Qué se nota cuando llega a la menopausia
Los cambios físicos y psíquicos de la menopausia varían, a veces notablemente de una mujer a otra. Entre otros, se deben considerar los siguientes:

  • Falta de menstruaciones
  • Sofocos. Una sensación súbita de calor asociada con un enrojecimiento de la cara y cuello, así como una sudoración profusa. Pueden seguirse de algún escalofrío. Son más frecuentes y suelen durar más en las menopausias provocadas tras una cirugía en la que se extirpan los ovarios.
  • Sequedad vaginal y molestias durante las relaciones sexuales por escasa lubricación.
  • Insomnio. Especialmente si se producen sofocos nocturnos.
  • Problemas psicológicos. Aunque estos no sean provocados por la menopausia, ésta los puede desencadenar o agravar: cambios en la memoria, cambios de humor, depresión o ansiedad. Debemos tener en cuenta que es un periodo de la vida de la mujer que puede ser complicado por otros sucesos vitales que también se asocian con estos problemas: divorcios, viudedad, problemas con adolescentes, cargas familiares, etc.
  • Cambios en la función sexual, tales como la disminución del apetito sexual. Otros factores coincidentes en el tiempo pueden agravar este aspecto, como problemas de salud, la fatiga general por el insomnio u otros problemas socio-familiares, etc.
  • Síntomas urinarios, como la incontinencia urinaria y una mayor propensión a las infecciones urinarias.
  • Otros cambios menores, pero no menos importantes: incremento de peso y en la disposición de la grasa corporal, palpitaciones, dolores articulares, cambios en la piel, ojos, dientes y boca, etc.