Ginequalitas.com utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web.

Para saber más sobre el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política sobre el uso de cookies. Saber más

Acepto

Servicios

  • reproduccion asistida
  • Preservación de la fertilidad
  • Qué es un estudio de esterilidad
  • Ecografía 4D
  • Cita previa on line
  • Inseminación Artificial

¿Qué es la Fecundación In Vitro?

La Fecundación In Vitro (FIV) es un proceso complejo en el que la fecundación de un ovocito se realiza fuera del cuerpo de la mujer, en el laboratorio y posteriormente, se transfiere, el embrión conseguido al útero materno. Para ello, es necesario:

  • Obtener el ovocito, antes de que se produzca su liberación en la trompa de Falopio, mediante la realización de una punción en el folículo ovárico que lo contiene.
  • Obtener, concentrar y mejorar una muestra de espermatozoides masculinos.

Para obtener los ovocitos femeninos se realiza una estimulación hormonal aumentada del ovario con la finalidad de poder rescatar el mayor número posible de ovocitos por ciclo de estimulación. Al disponer de varios ovocitos, mejoramos las probabilidades de embarazo dado que:

  • No todos los ovocitos recogidos serán de la misma calidad.
  • Es probable que no consigamos que todos se fecunden en el laboratorio.
  • Una vez transferidos los embriones, no todos consiguen implantarse y finalizar una gestación.

Por otro lado, los espermatozoides se pueden conseguir de varias formas, según las circunstancias del varón:

  • Mediante masturbación.

Mediante la realización de técnicas urológicas como son:

  • Aspiración testicular (TESA, Testicular Sperm Aspiration).
  • Punción testicular (PESA, percutaneous epididymal sperm aspiration)

También, hay varias formas de realizar la fecundación "in vitro":

  • La fecundación "in vitro", propiamente dicha, en la que se ponen en contacto , dentro de un "platillo", los espermatozoides con los ovocitos conseguidos tras la punción folicular.
  • La inyección intracitoplasmática de espermatozoides ( ICSI, intracytoplasmic sperm injection), en la que se "inyecta" un espermatozoide en el interior de la célula del ovocito. Esta técnica se reserva para aquellos casos en los que disponemos de muy pocos espermatozoides, fracasos previos de la FIV convencional, fracasoso o situaciones en las que es necesario asegurar la fertilización como puede ser cuando, también, son escasos los ovocitos.