Ginequalitas.com utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web.

Para saber más sobre el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política sobre el uso de cookies. Saber más

Acepto

Servicios

  • reproduccion asistida
  • Preservación de la fertilidad
  • Qué es un estudio de esterilidad
  • Ecografía 4D
  • Cita previa on line
  • Anticoncepción permanente

¿Qué es el síndrome de hiperestimulación ovárica?

Ya hemos explicado que para la fecundación in vitro necesitamos una estimulación aumentada o "hiperestimulación" de los ovarios con la finalidad de obtener la recuperación de múltiples ovocitos. Cuando la hiperestimulación es, relativamente, limitada se producen síntomas leves similares a los síntomas premenstruales

  • En algunos casos la respuesta ovárica a la estimulación es exagerada y se produce un número excesivo de folículos que traen acompañados:
    • Un aumento excesivo del tamaño de los ovarios.
    • Un incremento exagerado de las hormonas sexuales.
    • La combinación de lo anterior hace que en la cavidad abdominal se acumule una cierta cantidad de líquido.
  • Este conjunto descrito en el punto anterior constituye la esencia del "sindrome de hiperestimulación ovárica" cuyos síntomas son, en la mayoría de los casos leves.
  • Existe un número muy reducido de pacientes que presentan cuadros severos que precisan ingreso hospitalario y tratamientos endovenosos.
  • Si no se consigue gestación se suele resolver en pocos días si se produce el embarazo suele empeorar durante las primeras semanas del embarazo.

¿CÓMO SE PREVIENE?

La primera medida es identificar a las pacientes más propensas a este cuadro:

    • Las pacientes con síndrome de ovarios poliquísticos.
    • Las pacientes más jóvenes.
  • La segunda es, evidentemente, la estimulación controlada. Aplicamos protocolos de estimulación médica que disminuyen las probabilidades de desarrollar el cuadro.
  • La tercera medida consiste en controlar la evolución de la estimulación mediante ecografía y análisis hormonales.
  • En algunos casos, dado que el embarazo empeora el cuadro, es necesario congelar los embriones no realizando la transferencia en ese ciclo.

¿CÓMO SE TRATA?

  • En la mayoría de los casos el proceso cursa de forma leve y sólo precisa analgésicos, hidratación y reposo absoluto o relativo.
  • Sólo en aquellos que, excepcionalmente, evolucionan a formas más severas se precisa ingreso hospitalario y el tratamiento será fundamentalmente sintomático, dependiendo, de éstos:
    • Reposo absoluto, hidratación intravenosa, analgesia y observación diaria.