Ginequalitas.com utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web.

Para saber más sobre el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política sobre el uso de cookies. Saber más

Acepto

La Fecundación In Vitro paso a paso

1. Conseguir una ovulación múltiple y adecuada 2. Preparación del semen 3. La punción ovárica 4. La fertilización y transferencia 5. Vitrificación de embriones

1. Conseguir una ovulación múltiple y adecuada

Imagen 3D de un ovario en proceso de estimulación. Con el objetivo de conseguir la formación de varios folículos que nos permitan obtener un buen número de ovocitos, con los que posteriormente podamos conseguir varios embriones, realizaremos una estimulación aumentada de los ovarios. Esta estimulación se lleva a cabo mediante hormonas inyectables que se administran por vía subcutánea, lo que permite su autoadministración por parte del paciente. La duración de este tratamiento oscila entre los 15 y 20 días.

En algunas pacientes se puede presentar una respuesta exagerada al tratamiento, con la formación de una gran cantidad de folículos, esta situación es lo que denominamos “síndrome de hiperestimulación” que en la mayoría de los casos es leve y se asocia con molestias pélvicas. En estos casos:

  • Las pacientes son vigiladas con más intensidad.
  • Es posible que se deba cancelar la transferencia de embriones en ese ciclo, dado que el embarazo empeora esta situación.

 

2. Preparación del semen

Es necesario preparar la muestra de semen aportada mediante los siguientes procesos:

  • Lavado y limpieza de productos, espermatozoides muertos y otras células que puedan deteriorar la vitalidad y motilidad de los espermatozoides.
  • Concentración de la muestra para conseguir un mayor número de espermatozoides en un volumen más pequeño. De esta manera aumentan las probabilidades de contacto con el ovocito.
  • Selección, por diversos métodos, de aquellos espermatozoides que tengan mayor vitalidad y movimiento, ya que éstos son los que consiguen mejores resultados de embarazo.

 

3. La punción ovárica

Tras el tratamiento de estimulación de los ovarios, es necesario vigilar el crecimiento de los folículos ováricos mediante ecografías vaginales y análisis hormonales (estradiol y/o B-hCG).

Cuando se objetiva un número y tamaño adecuado de los folículos ováricos, se administrará una dosis de gonadotropina coriónica humana (hCG, Ovitrelle), una hormona que producirá la maduración final de los ovocitos contenidos en los folículos. Desde este momento dispondremos de 36 horas para programar la punción de los folículos para recuperar los ovocitos.

La punción se realiza en la consulta, después de limpiar la vagina con un producto antiséptica y administrar anestesia local para evitar las molestias. Este protocolo permite una recuperación más rápida y correr menos riesgos, ya que no se administran anestésicos ni sedantes por vía general.

El procedimiento de punción de los folículos se realiza mediante control ecográfico directo y utilizando una aguja fina conectada a un sistema de aspiración suave que recoge el líquido folicular. El líquido folicular se lleva, inmediatamente, al laboratorio para comprobar cuántos ovocitos se han recuperado y comenzar su preparación para el proceso de fertilización. Todo este procedimiento dura 10-15 minutos aproximadamente.

Una vez finalizada la punción, la paciente permanecerá en observación durante 2 horas, tras este tiempo le realizaremos un control ecográfico para comprobar que no se hayan producido complicaciones. Las posibilidades de complicaciones durante el proceso de punción son muy escasas y, en la mayoría de los casos, son de carácter leve y atuolimitados en el tiempo.

 

4. La fertilización y transferencia

Tras realizar la técnica de fecundación más adecuada (Fecundación In Vitro o ICSI), en el laboratorio se vigilarán los ovocitos/embriones de forma periódica para comprobar su evolución. En esta fase iremos informando al paciente del número de ovocitos fecundados y de la evolución de los embriones conseguidos.

En función del número, evolución y características de los embriones conseguidos le asignaremos un día y hora para la transferencia, que será entre los 3-6 días posteriores a la punción.

La transferencia embrionaria es el proceso de colocación de los embriones en el útero. La legislación española permite transferir hasta 3 embriones por procedimiento, pero preferimos transferir solo 1 o 2 para disminuir las probabilidades de gestación múltiple.

  • Se realiza vía transcervical, utilizando sistemas de transferencia (catéteres) muy finos.
  • Guiada por ecografía.
  • Indolora, por lo que no se necesita anestesia.

Una vez finalizado el ciclo de la paciente, se le dará un informe con los datos del ciclo, la punción, fecundación, división, transferencia y vitrificación de los embriones. Una semana después de la prueba positiva, le realizaremos una ecografía para comprobar la correcta implantación y el curso de su incipiente embarazo.

 

Pareja de ovocitos listos para ser transferidos al útero materno.5. Vitrificación de embriones

Se informará  la paciente de la posibilidad de vitrificar los embriones en caso de:

  • Existir más embriones de buena calidad tras realizar una transferencia.
  • No llevar a cabo la transferencia embrionaria por riesgos de hiperestimulación ovárica.
  • No realizar la transferencia a causa de una mala calidad endometrial.
  • Aquellos embriones que quedan en observación tras la transferencia y/o vitrificación, por no tener la calidad adecuada, y que tras cultivo adquieren la calidad suficiente para ser vitrificados.

 

Te recomendamos leer el artículo Resultados de un Fecundación In Vitro